La clave es un instrumento cubano

La clave es un instrumento cubano

Fernando Ortiz expreso en 1928 que en todos los museos etnológicos que visito no encontró un instrumento como la clave. El encontró la “célula rítmica” que podría definir la clave, pero no pudo encontrar el instrumento actual. Hay muchos ejemplos de instrumentos hechos de madera en las culturas africanas pero la clave es únicamente cubana.

La palabra clavija significa alfiler o espiga, taco o tarugo. Se ha pensado que los trabajadores que cargaban y descargaban barcos en los puertos de la Habana o en otros de Cuba hacían instrumentos con las piezas de aparejos que parecían largos alfileres o espigas de madera; esta debe haber sido una de las maneras en que la clave tomo su nombre.

El nombre de los dos palos que hacen el instrumento se llama Clave. No hay otro instrumento (o es muy raro encontrar) en que el tocador deba sostener uno de los palos con una mano (para darle mayor sonido) y golpear con el otro. Esta es la forma propia de tocar la clave formando una cavidad con la mano que sostiene uno de los palos.

Montados, citado por Ortiz, cuenta cuan importante es la clave como instrumento. Ambos cuerpos de la clave son de un importante balance porque ellos son parejas iguales en el sonido producido cuando la hembra es golpeada por el macho. Como un instrumento de percusión (de la familia de los Idiofonos) esta es una rara ocurrencia y le da a la clave una estructura importante. Ortiz llama a la clave el espíritu de la melodía.

El sentimiento de la clave en Cuba es mucho mas que un simple ritmo, dos piezas de madera siendo golpeadas juntas. Es vida. Es una sinfonía. Es una de las cosas mas importantes de ser Cubano. Como dice Ortiz “la clave como ella salió al mundo endulzara la vida de todos mas que el azúcar de los campos de cuba”.

La clave como en muchos otros instrumentos de origen africano a sido sexualizada. Cada parte es masculina o femenina, o macho o hembra. Hay un femenino (mas profundo, blando, suave sonido de la madera) y un masculino que genera los tonos mas agudos. Algunas veces la pieza de madera de tono mas suave, la hembra, es tallada un poco para mejorar la calidad del sonido. El macho hace el golpe a fin de producir el tono suave de la hembra.

Hay dos patrones de clave, la de son y la de rumba. Estos solo varían en una nota pero le dan a cada uno su característico swing o feeling. Intente este simple ejercicio: marque con los dos pies el pulso (en corto tiempo esto será en “1” y “2”) y toque el patrón de son. Sienta como trabaja la clave con el pulso. Ahora toque la clave de rumba y note la diferencia entre ambas claves.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s